Pastel cascada de rosas

Siempre he dicho que las cosas hay que celebrarlas. Porque ya existen cosas negativas que nos amargan y nos hacen llorar. Así que es nuestro deber también reir (y llorar) por las cosas buenas que nos da la vida. Y si existe un motivo por el que hacer una celebración, no se debe dejar escapar.

Qué filosófica me he puesto, ¿no? 😛 Todo esto viene porque tengo la suerte de tener aún a mi abuela (que hace poco se ha ganado el título de bisabuela) y que ha cumplido sus 90 años. Por lo que decidió organizar una sencilla merienda en su casa para la familia más cercana. Y yo que pensé: ¿qué es lo que no puede faltar en ningún cumpleaños? Una tarta. Pues con lo que me cuesta a mi tener una excusa para ponerme a “pastelear”, me ofrecí para encargarme del pastel de cumpleaños.

DSC00187-LR [50%]

Si queréis ver cómo se hizo, seguid leyendo.

Sigue leyendo