Milan en 3 días


En tan sólo un par de semanas nos plantaremos a 1 de Mayo y, por el calendario de éste año, estamos delante de la posibilidad de un mega puente/acueducto. Para aquellos que quieran y puedan aprovecharlo, os propongo que hagáis lo que hicimos nosotros el año pasado, precisamente en éste mismo puente: darnos el capricho de hacer una escapada de 3 días a Milán.

Considerada la capital de la moda, Milán es una ciudad industrial, cosmopolita, pero también urbe histórica con una intensa vida cultural. Entre los atractivos turísticos de Milán destacan su catedral, el Duomo, de estilo gótico con fachada neogótica, las galerias Vittorio Emanuelle, la Piazza della Scala, el teatro alla Scala, la iglésia de Santa Maria delle Grazie, donde se encuentra la Última Cena de Leonardo da Vinci (Cenacolo Vinciano), la Pinacoteca de Brera o el Castello Sforzesco.

Personalmente, no creo que Milan sea una ciudad de esas para perderse en ella durante una semana, pero sí es una buena opción para una escapada de 3 días. Aquí os cuento nuestra experiencia.

DIA 1

Salimos un viernes a primera hora de la mañana desde la Terminal 2 de El Prat (Barcelona) con Easyjet, llegando al aeropuerto de Malpensa sobre las 10:30. Easyjet te deja en la Terminal 2 de ese aeropuerto, así que tuvimos que desplazarnos hasta la Terminal 1 con el autobús lanzadora (gratuito).

Allí, nos dirigimos a la estación de tren para coger el Malpensa Express (11€/billete) que enlaza el aeropuerto con la ciudad de Milán (estación de Milano Cadorna). Hay un tren cada media hora y el trayecto dura 30 min, aprox. Existe también un autobús como opción alternativa para llegar al Centro de Milán, pero nosotros nos decantamos por el Malpensa Express que nos dejaba mejor para llegar a nuestro hotel.

Desde la estación de Trenord, fuimos al metro. Compramos un bono para 2 días (48h desde la primera validación) por 8,25€ ya que nos salía mejor que coger billete sencillo (1,50€) o incluso la targeta de 10 viajes (11,30€). Y una vez validada, hicimos el trayecto Cadorna Triennale – Pagano (2 paradas en la Línea 1, roja).

Si hay algo que descubrimos del metro de Milán, es que el 50% de las escaleras automáticas casi nunca van, cosa que con las maletas es un poco incómoda.

El hotel escogido fue el Hotel Capitol Milano (via Cimarosa, 6) y reservamos una habitación doble estándard (90€/noche, desayuno no incluido). La habitación era acogedora y limpia. Características: cama de matrimonio (como habíamos pedido), televisión satélite, wifi gratuito (para 1 sólo dispositivo!), moqueta, un sillón balancín, escritorio, control remoto para las cortinas… Aunque nos tocó habitación sin vistas (ventana a un patio interior), estaba muy bien. Lo peor: el baño. Estaba limpio y tenía un amplio catálogo de productos a nuestra disposición (champú, gel, crema hidratante, discos desmaquillantes, etc), pero era demasiado pequeño y la taza del váter de diseño lo más incómodo del mundo.

Una vez instalados en el hotel, empezamos la sesión de turismo.

1. Santa Maria delle Grazie i Cenacolo

Es una bonita iglesia que alberga en su refectorio, conocido como el Cenacolo Vinciano, el grandioso fresco de Leonardo da Vinci: La Última Cena.

La visita a este espacio está limitada en tiempo y número de personas. Así que es MUY RECOMENDABLE comprar las entradas on-line antes de ir, con bastante antelación, o no podréis entrar (yo compré la entrada en enero para abril y me costó encontrar!). 6€ + 2€ de gestión

La visita al resto de la iglesia es gratuita.

Horarios de apertura de la iglesia:
-dias laborables: 7.00-12.00 h y 15.00-19.00
-dias festivos: 7.15-12.15 h y 15.30-21.00 h
El Cenacolo está abierto de martes a domingo desde las 8.15 a las 19 h. (última entrada a las 18.45 h).

2. Pinacoteca di Brera

Saliendo de Santa Maria delle Grazie y dando un paseo, llegamos a la Pinacoteca di Brera, el principal museo de Milán y uno de los más importantes del mundo por sus prestigiosas colecciones de pintura antigua y moderna.

Lo visitamos en aproximadamente 1h y media. Y es curioso ver la sala donde hacen restauración de cuadros, las herramientas que utilizan, etc. No se si en algún momento del día se puede ver incluso a la gente trabajar. Ese viernes por la tarde, no había nadie.

Horarios de apertura: de martes a domingo de 8,30 a 18,15 horas. Precio: 6€

3. Jardines de Porta Venezia y Porta Venezia.

Se trata de unos jardines que poseen numerosos monumentos dedicados a los personajes más importantes de la historia italiana. Es un bonito lugar donde relajarse un poco, pasear, tomar el sol, ver los patos del lago….

Jardines

Y es en una de las esquinas de estos jardines, ya fuera del recinto, donde podemos encontrar la Porta Venezia. Para volver al centro o al hotel desde allí, se puede coger la Línea 1 del metro (parada Porta Venezia).

Porta Venezia

Ya por la noche, trípode en mano, nos acercamos al centro de Milán para sacar algunas fotos nocturnas del Duomo, las galerías Vittorio Emanuele y del Teatro alla Scala.

DIA 2

Nos levantamos sobre las 9h de la mañana para salir pronto, coger el metro y bajarnos en Duomo, de la línea M3 (amarilla). Desde allí, cruzando las Galerías Vittorio Emanuele llegaremos a la Plaza de la Scala, dominada por el Palacio Marino, actualmente sede del Ayuntamiento de Milan, y por el Teatro alla Scala.

4. Teatro Alla Scala y museo.

El Teatro de la Scala es uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. Destruido varias veces, en 1776 el teatro se construyó en el lugar que ocupaba antes la iglesia Santa Maria alla Scala, que le dió su nombre actual. Lugar de estreno de muchas óperas, mantuvo una relación muy especial con el compositor Giuseppe Verdi.

Aunque nosotros teníamos planeado disfrutar de una ópera aquella noche, decidimos visitar igualmente el auditorio, el vestíbulo y visitar el museo por la mañana. En el Museo del Teatro de la Scala se pueden ver carteles de todas las épocas, batutas de famosos directores, vestuario de varias óperas, o un relicario con un mechón de pelo de Mozart. Estuvimos un poco más de 1 hora.

El horario del museo es de 9 a 12 y de 14 a 17h. durante todos los días del año, a excepción de los domingos comprendidos entre el 1 de noviembre y el 30 de abril. Precio: 6€.

5. Galerías Vittorio Emanuele

Estas galerías comerciales fueron diseñadas en el siglo XIX por Giuseppe Mangoni. Son muy conocidas en Italia y famosas por encontrarse en ella las mejores tiendas de ropa, librerías y bares exquisitos. Eso sí, con sus correspondientes precios no aptos para la mayoría de los bolsillos (los míos incluidos 😉 ).

Pero su belleza arquitectónica (y la curiosidad de ver tiendas a las que nunca podría entrar ni a preguntar) hace que valga la pena visitarlas. Y quién sabe si puede darse uno un capricho y pedirse ahí el café más caro que jamás habrá tomado…

Con un diseño en forma de cruz y cubiertas de cúpulas de vidrio, se construyeron con el objetivo de comunicar dos de las plazas de Milán, la del Duomo y la de la Scala. Y en poco tiempo se convirtieron en uno de los lugares más populares de la ciudad.

Por cierto, justo en el centro de la Galeria Vittorio Emanuele hay un toro que representa Torino. Dice la tradición que si quieres volver a Milán y si quieres tener buena suerte, hay que girar con los ojos cerrados sobre los “atributos” del toro. No se sabe si por imitación del que hay en Torino o como “desprecio” contra los rivales torineses. Pero lo cierto es que gracias a esta tradición y la cantidad de turistas que lo pisan día tras día, el pobre toro está continuamente en restauración. Yo, por si acaso, no iba a ser menos y dí la vuelta de rigor. 🙂

6. Duomo Di Milano

Una vez cruzadas las Galerías Vittorio Emanuelle, llegamos a la plaza del Duomo. Podríamos decir que el Duomo di Milano es el símbolo de la ciudad de Milán.

Su construcción fue iniciada en 1386 y terminó en 1887. Y es una de las catedrales más bellas del mundo y la segunda más grande en tamaño (después de la Catedral de Sevilla!). Tiene una altura de 157m y una capacidad para 40.000 personas.

Es de estilo gótico, aunque también añade estilos arquitectónicos renacentistas y neoclásicos. Cuenta con 2245 estatuas entre las que destaca la estatua dorada de la Madonnina de Perego situada en la aguja mayor desde 1744.

Su tamaño y la belleza de las fachadas lo hacen majestuoso. Pero tampoco el interior se queda corto, así que recomiendo entrar y verlo también, aunque se tenga que hacer un poco de cola y pasar el control de seguridad que revisa las mochilas. Creo que vale la pena.

Pero además de todo esto, existe la posibilidad de subir a la terraza y ver más de cerca las gárgolas y arcos que la decoran. Así como disfrutar de unas vistas fantásticas de la plaza y alrededores de Milán.

Duomo2

Después de esto, descendiendo por debajo de la catedral, se puede acceder a la zona arqueológica del Baptisterio de San Giovanni alle Fonti. Y finalmente, existe la opción de ver el tesoro.

Nosotros, con la idea de ver todo esto, compramos una entrada combinada con acceso a todo y subida a la terraza con el ascensor (13€). Pero vale la pena ver las diferentes opciones que existen para adaptarse a lo que cada uno necesite.

Horarios y precios:

  • Duomo: Lunes a Domingo de 7 a 19 horas, Entrada es gratuita.
  • Terraza: Lunes a Domingo de 9 a 19 horas. Última subida 18:15. Subida con ascensor: 10€, andando: 6€ (185 escalones). Audio-guia para la Terraza 2€
  • Tesoro: Lunes a Viernes de 9:30 a 17:30 horas. Sábado de 9:30 a 17h. Domingos y festivos: de 13:30 a 15:30. Cerrado durante las celebraciones litúrgicas. Precio: 2€
  • Baptisterio de San Giovanni alle Fonti: Lunes a Domingo de 9:30 a 17:50. Últimos tickets se venden a las 17h. Precio: 4€

En cuanto a los tickets combinados, existen 2 opciones:

  • Tipo A: 13€. Ascensor hasta las terrazas, Baptisterio de San Giovanni y Tesoro.
  • Tipo B: 10€. Lo mismo que el anterior pero para subir a las terrazas por las escaleras.

7. Navigli

Después de visitar el Duomo y todas sus partes visitables, fuimos a comer. Y ya por la tarde, más en plan tranquilo, visitamos la zona del Navigli. Para ello, cogimos la línea 2 del metro (verde) hasta Porta Genova FS. Y de ahí, a caminar!

El Navigli fue el principal puerto fluvial de Italia a finales del siglo XIX, cuando en el año 1300, el mármol para construir el Duomo navegaba sobre estas aguas. Los canales que había en el centro de la ciudad fueron vaciados en el año 1930. Pero aún hoy se puede ver un poco lo que fue en Dársena, que une los dos canales que aún existen, el Naviglio Grande y el Naviglio Pavese, que llevan agua del Ticino.

Los sábados se despliega un mercadillo de gastronomía regional, libros, curiosidades… y el último domingo del mes es el de la gran ocasión, con un mercado de antigüedades a la orilla de los canales. En nuestro vimos muy poco de esto, quizás por la hora, pero las tiendecitas que hay a su alrededor ya dan una idea de lo que puede llegar a haber.

8. Noche de Ópera

De ahí volvimos al hotel. Y es que esa noche (20h) iba a ser una noche de ópera en La Scala. Y considerando el estilazo de los italianos de Milán y el dress code de ésta ópera en concreto, hacía falta sesión de belleza antes de salir.

Qué decir del teatro. Si ya por la mañana habíamos intuido su belleza, no fue hasta que fuimos por la noche que lo descubrimos en todo su esplendor y el glamour que puede desprender.

En la fecha que nosotros fuimos estaba programada la ópera Tosca, de Giacomo Puccini (aprox 3h). Me encantó. Eso sí, si pretendéis gozar de alguna de las óperas de este teatro, os recomiendo encarecidamente que compréis las entradas por internet, anticipadamente, a poder ser el mismo día en el que salgan a la venta. Y que os preparéis para pagar unos cuantos euros. Porque en este caso, la ópera es realmente cara. Aunque si sois amantes de la misma, no dejaréis escapar la oportunidad, ¿me equivoco? 😉

DIA 3

Después de la noche de ópera, sólo nos quedaba un día en la ciudad en el que básicamente visitaríamos el Castello Sforzesco y el Museo de Arte Histórico que alberga en su interior.

Nos levantamos sobre las 9h, hicimos check-out en el hotel y nos dirigimos a nuestro objetivo en metro, línea M1 (roja) hasta Cairoli Castello.

9. Castello Sforzesco

El Castello Sforzesco fue construido en el siglo XV por la familia Sforza. Con el tiempo y debido a sus diferentes ocupantes, el castillo sufrió varias transformaciones que lo convirtieron en una elegante corte.Castello Sforzesco 1

Actualmente, el castillo es sede de instituciones culturales y alberga 3 museos del que cabe destacar el Museo de Arte Histórico, conocido por guardar la última obra de Miguel Angel, la inacabada Pietà Rondanini. En su planta superior, además, se encuentra una amplia colección con obras de Leonardo da Vinci, Mantegna, Antonello Messina…

Castello Sforzesco 2

Los otros dos museos son el de Artes Aplicadas, donde se exponen obras de hierro forjado, cerámicas y marfil y el Museo Arqueológico. Nosotros no los visitamos.

El Castello Sforzesco esta abierto de 7 a 18 horas, en invierno, y de 7 a 19 horas en verano y la entrada es gratuita, salvo para las visitas a los museos. El horario para los Museos es de Martes a Domingo, de 9 a 17:30 (última admisión a las 17h). Precio de la entrada: 3€

Y después de todo esto, no hay que dejarse perder los jardines del castillo. No son comparables a los de otros palacios europeos de renombre, pero valen la pena para un paseo relajante.

Castello Sforzesco 4

Ya de ahí, repetimos lo que hicimos en el viaje de ida, pero a la inversa: Milán Express de Milano Cadorna a Malpensa Aeroporto (previo paso por el hotel para recoger las maletas). Y vuelo con Easyjet desde la Terminal 2 de Milan-Malpensa que nos dejaría a las 19h del domingo en la Terminal 2 de El Prat (Barcelona). Siendo el fin de nuestra escapada de 3 días.

Como ya comenté al principio del post, creo que Milán no es la ciudad más bonita de Europa, pero es un destino interesante para una escapada aprovechando un puente. Porque da tiempo de ver lo más imprescindible y volver a casa sin la sensación de haberte dejado cosas pendientes.

Y para el que se decida a ir, espero que este post sea de ayuda. Y ya me contareis vuestra experiencia! 😉

Anuncios

3 comentarios el “Milan en 3 días

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s