Gofres Caseros


Si hay un olor que consigue hacerme girar la cabeza cuando lo detecto en la calle es el olor dulce de los gofres recién hechos. ¡Así que imaginaros lo que significa hacerlos en casa y poder disfrutar de ellos en cualquier momento!

Par ello hace falta tener gofrera, claro. La que tengo la compré en Lidl hace un par de veranos (pero la van teniendo de vez en cuando, así que atentos a sus ofertas). Y si no, existen gofreras de otras marcas en las tiendas habituales de electrodomésticos. Elegid la que más os convenga, pero hacedme caso y no os resistáis a este dulce placer.

Ingredientes para unas 10 unidades

  • 125 g. de mantequilla o margarina a temperatura ambiente
  • 100 g. de azúcar
  • 2 huevos y una yema
  • Unas gotas de vainilla líquida (o 8g de azúcar avainillado)
  • 250 g. de harina
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 190 ml. de leche entera

Preparación:

  1. Batir con las varillas la margarina hasta que esté espumosa.
  2. Añadir el azúcar, el azúcar de vainilla y los huevos y mezclar todo bien.
  3. Seguidamente incorporar la harina tamizada junto con la levadura mezclando hasta integrar bien a la masa y evitando los grumos.
  4. Añadir la leche poco a poco sin dejar de remover (al principio es muy pastosa la mezcla, y cuesta un poco, pero es normal).
  5. Una vez todos los ingredientes están mezclados, dejar reposar la mezcla durante 15 minutos.
  6. Mientras tanto, poner a calentar la gofrera (siguiendo la instrucciones de cada máquina).
  7. Una vez caliente, poner una porción de masa (yo pongo unas 3-4 cucharadas soperas) en cada rejilla para gofre y dejar que se dore ( tarda unos minutos).
  8. Retirar y dejar enfriar unos minutos en una rejilla (evitar poner unos encima de otros mientras estén calientes para evitar que se reblandezcan).

Y ya está. Servir y acompañar de chocolate fundido, crema de cacao, mermelada, nata ¡o combinaciones de todo ello! Mmmmm… 😛

Espero que os gusten.

Por cierto, si no los vas a necesitar todos hoy, no hay problema. Congela los que no necesites y los tendrás listos para cualquier otro momento de debilidad. Con descongelarlos, en la tostadora mismo, es suficiente y quedan divinos. ¡Palabra de una experta! 😉

Anuncios

3 comentarios el “Gofres Caseros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s